Bariloche, dos momentos

Dos imágenes tomadas al pie del Cerro Otto. Ambas durante el día y más o menos a la misma hora. Una de ellas fue tomada un par de días atrás cuando las cenizas volvieron a la ciudad. La otra hoy, viernes 28, en una jornada mucho más despejada.

Revista Leche: ecológica, gratuita y cool

Cada revista “Leche” es una caja de sorpresas. Desde su nacimiento esta publicación de música y nuevas tendencias mantuvo una rara mirada despojada de prejuicios para con la realidad. Entre sus páginas uno no encontrará exclusivamente todo “lo nuevo” pero sí un repertorio de movidas, esfuerzos y estéticas que no, de ningún modo, deberíamos perdernos los lectores. Los creadores de “Leche” han conservado la misma cuota de audacia y buena onda que a veces nos lleva a decirles a nuestros amigos: “escuchá, leé o mirá esto”.
El número 43 de esta coqueta, funcional y gratuita revista ya está en la calle. Algunos de los temas son las entrevistas a Rosario Bléfari y al documentalista Frances Vincent Moon, el creador de la Blogotheque; los trabajos del dibujante Gustavo Sala, un perfil de “Riphle”, una banda para tener en cuenta, y otro de CLDSCP (Caleidoscopio), música experimental para oídos abiertos. Conversamos con su director, Marcos Zbrun.

–Se vino “Leche” ecológica…

–Sí, tras varios meses de preproducción, la revista ha lanzado su Nº 43 adaptando todo su proceso de elaboración y diseño hacia una producción sustentable. Esta iniciativa abarca desde el papel, no proveniente de bosques nativos, sin cloro gaseoso (utilizado para el blanqueo de papel), una simplificación de diseños (menos tintas a base de petróleo), impresión responsable (sólo se imprimen los ejemplares necesarios) y sin envolturas plásticas entre otros aspectos. Para esta nueva etapa, y junto al estudio de diseño Bosque, se rediseñó toda la imagen de la revista basados en las características del papel.

–¿Cómo le explicas “Leche” a la gente que aún no la tuvo entre sus manos?

–Es difícil encontrar una definición exacta de cómo es lo que hacés cuando se trabaja de una manera tan intuitiva y libre. Nosotros no perseguimos ser una revista de culto del rock ni ser los portadores de voz de un montón de gente. Simplemente compartimos la información de qué es para nosotros lo más interesante que está sucediendo en este momento. Por eso no tenemos ningún problema en poner de tapa a una banda desconocida para muchos, porque realmente admiramos a quien esté en tapa y si todos le dieran la chance tal vez al tiempo lograrían ver eso que a nosotros nos vuelve locos. No es una revista caza tendencias ni buscamos la nota caliente. Tampoco somos críticos, no tenemos lugar ni nos interesa, todo lo que publicamos son contenidos que nos hacen felices diariamente y confiamos en que pueden llegar a atrapar a cualquiera con la cabeza abierta y ganas de algo nuevo.

–En tanto agitador cultural, editor, periodista, diseñador y quién sabe qué más, me gustaría que me hablaras un poco de cómo ves el universo de los medios masivos y digitales en relación con el público más joven.

–Creo que está pasando que todo joven hoy en día tiene su “pequeño mundo” cultural armado. Yo, por ejemplo, cuando quiero consumir diseño sé adónde tengo que ir para encontrarlo. Asimismo con la música, la animación o cualquiera sea el arte de interés. Cualquiera que tenga la inquietud y dedique su tiempo a investigar las cosas que le gustan se dará cuenta de que uno ya no descubre cosas novedosas en los medios masivos. Llegan a éstos cuando ya están en ese punto de crecimiento que despiertan el interés.

–Por otra parte, en algún sentido, todos los “medios” son masivos en tanto están ubicados en plataformas de alta difusión, pero al mismo tiempo son personalizados porque pueden dirigirse a públicos muy segmentados. ¿Coincidís con esto?

–Que el público es cada vez más segmentado tiene sentido porque uno elabora su propio perfil aportando miles de datos que no es consciente de que aporta, como motores de búsqueda y grupos de interés. Por eso las publicidades son cada vez más directas a sus públicos y uno siente que le leen la mente cuando buscás una cámara que te gustaría comprarte y después todos los banners te venden cámaras y accesorios. Creo que igualmente seguimos teniendo poder sobre nosotros mismos. Más que nunca hay que filtrar criteriosamente y seguir en constante búsqueda, no quedarse con el entretenimiento inmediato de las redes sociales y los videos de bloopers en YouTube, porque no son los que te enriquecen culturalmente.

–Supongo que debes tener algo más que un puñado de sueños. Cuéntame algunos que tengan que ver con tu actividad laboral.

–El sueño es seguir teniendo desafíos, no parar nunca. No caer en la comodidad de lo conseguido y seguir ampliando el espectro a otros proyectos sea cual sea la disciplina. Seguir conociendo gente increíble, siempre abiertos a nuevas amistades y posibilidades de trabajo en conjunto, como nuestra comunión con los amigos y hermanos neuquinos del Estudio Bosque, que tomaron la posta de la nueva estética de nuestra revista (decisión acertadísima) llevándola a un lugar nuevo que sin ellos no hubiera sido posible. Eso, ya te digo, es un sueño cumplido; que alguien a quien admires tanto se ponga tu camiseta y trabaje con tanta dedicación como ellos lo hicieron es hermoso.

–Te propongo que me tires tres ideas, buenas ideas, para desarrollar en materia de medios on- line.

–Todo depende de qué signifique una buena idea. Creo que todos debemos tener un concepto diferente en cuanto a eso. Para muchos, una buena idea en internet es una que genere grandes cantidades de dinero o que tenga millones de visitas. Desde nuestra propia experiencia en la web te puedo contar que siempre hicimos lo que creíamos una buena idea en su momento. Cuando todo el mundo decía que el flash no iba más, que se estaba muriendo, nosotros hicimos una web flash en stopmotion sacando fotos cuadro por cuadro de una heladera que abrías y estaba llena de elementos fuera de contexto: cada uno era un gag distinto. Estábamos convencidos de que iba a ser un éxito por la motivación y el desafío mismo que nos representaba hacer una web que no habíamos visto nunca y hasta el momento que la empezamos a producir no sabíamos cómo hacerla. Una buena idea siempre será esa que te lleve a tener que reinventarte para crear algo nuevo sin tratar de emular ningún formato preexistente.

Publicada en el diario “Río Negro”

La poderosa lección del amor

Un grupo de destacados actores barilochenses lleva a escena “Días contados”. La obra se verá el viernes y sábado, en el teatro La Baita.

El artículo en diario “Río Negro”

 

Más allá

Más allá de los vidrios empañados
Del polvo y las cenizas de las que venimos y volveremos
Más allá de los satélites que recorren los márgenes del planeta
escuchando conversaciones prohibidas
indicios de amores secretos y futuros atentados
más allá de las miradas que se transformaron en besos, sexo, hijos
y en una cama de dos plazas en la que ya nadie quiere dormir
más allá de Alicia en el País de las Maravillas y los Tres Cerditos Puercos y retorcidos
más allá de la pose de rocker drogón sabelotodo
de quienes no son rocker ni drogones y no saben nada de nada
más allá de los cínicos, de los doloridos y los penitentes
más allá de los alegres que viven en estado de gracia
más allá de los goles errados el domingo
más allá de las heridas que nos infligen y nos auto inflijimos
de los engaños, los celos, las envidias repartidas, las borracheras de café y aspirinas
de las parrilladas aburridas con personas a las que jamás debimos haber conocido
más allá del calor de las pieles, del lenguaje del fuego, de los marcianos que quieren irse de Marte
más allá de un estúpido video colgado en You Tube que te hacer perder tu escaso tiempo
más allá de todos “tus amigos” que no son “tus amigos” de Facebook
más allá de los poemas que regaste en servilletas de bares oscuros
y que al principio eran inocentes cartas de amor
más allá de los sospechosos de siempre, de las ecuaciones desgastadas
de los jeans pletóricos de agujeros negros que derriten tu magra juventud
más allá de ti
de esto
más allá de todo
alguien tiene la respuesta correcta para pregunta idem.
Alguien sabe de qué carajo va el juego.
Quien carga los dados
y hace trampa
y se ríe
y se ríe con ganas.
A él, a ella, o a eso, un beso en la frente.

Todo lo que dejamos atrás


Entrevista a Douglas Tompkins por Ignacio Pereyra para diario “Río Negro”

Los patios traseros de la mayoría de las ciudades patagónicas están contaminados con bolsas de nailon y desechos de variado tipo.
Douglas Tompkins no lo dice pero lo deja traslucir: la población afincada en el sur – sobre todo esta porque es la que tiene en sus manos la responsabilidad de imponer un estatus ecológico a radicados y visitantes- es parte del problema y no de la solución a la crisis ambiental que vive en la Patagonia.
Durante años la naturaleza salvaje de esta tierra mística ha sido víctima de la indiferencia y el abuso de quienes la habitan y de quienes la gobiernan. Basta pensar en los incendios de principios del siglo XX que acabaron con los bosques autóctonos, con el propósito de introducir animales de pastoreo; la extinción de la fauna marina debido a la caza indiscriminada (reflejada con detalle en la biografía de José Mendendez y José Nogeira, dos de los hombres que forjaron sus fortunas en los extremos de los mapas); la contaminación de ríos y canales como consecuencia de la salmonicultura (esto último ampliamente denunciado en artículos de National Geographic). Y la lista sigue y es larga y dolorosa.
La imagen resulta desalentadora en Río Negro, Santa Cruz, Chubut, a lo largo de la ruta 3, en pasajes de la ruta 40, tanto como en sectores de increíble belleza de los 7 lagos: bolsas y más bolsas, pañales, botellas de plástico o de vidrio, orín, restos fecales, cigarrillos, toneladas de basura en lagos y ríos, al interior de los campings y de las montañas.
Irónicamente los principales refugios ubicados al pie de las espléndidas montañas del sur, dentro de los mismos límites de los parques nacionales, son auténticos vertederos que le producirían arcadas a cualquier desprevenido.
En las afueras de Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto San Julián, en las cercanías de Las Grutas, en las paradas de colectivo abajo del hermoso Cerro Otto, en Bariloche, encontramos la huella cruel de los seres humanos; de como dejan atrás todo lo que no les cabe en el auto.
La Patagonia es un territorio abierto a la corrupción ambiental precisamente porque sus reglas, en esta materia, son muy laxas.
Es como si desde la instituciones, o desde la cultura que las forja, se temiera que al establecer un estricto comportamiento a empresarios y turistas, se fuera a espantar la poca gente que todavía se atreve a hacer turismo o a invertir su dinero en el fin del mundo.
En realidad, se trata de lo contrario. Cuanto más pristino sea nuestro hogar, más atractivo se volverá para quienes desean conocerlo.

Si dejo de volver

Cuando deje de volver, será-seré distinto
a como me has conocido.
Mi mente dejará de estar en otro lado
Mis ojos podrán mirar directo a tus ojos
No habrá más de esos sueños de invierno
en los que soy un niño paleando nieve
en el fin del mundo
mientras las montañas crecen en el último horizonte
y un automóvil atraviesa el espejo de la tierra
como un cohete.
Me escucharás cantar una canción que nunca has oído.
Por primera vez conoceré el sabor del aire
entrando por mi boca directo a mi magma.
Sé que es mi culpa
Después de todos estos años no viste en mi
más que a un fantasma nostálgico
Un alma en pena.
El fotógrafo de paisajes de antaño
Buscador de metáforas, de diálogos, de palabras
que nunca se pronunciaron del modo en que pretendía
No hubo caso
No pude
Lo intenté
Lo sabes
Pero frente a vos
durante el tiempo que estuve con vos
todo ese largo y entrañable tiempo en que
soportaste mi dolor y construiste sobre mis
arenas movedizas hermosos castillos medievales
donde vos eras mi princesa
y yo un escudero
no fui capaz de cambiar, de cambiarme, de cambiarlo
Y, al fin, ¿para qué?
¿Por qué?
Sólo por volver sin volver
A la soledad de la que he nacido
Al viento
A la nada herida de azul
Al silencio
Tanto silencio.
No creo que haya mucho más que decir
salvo por este secreto que te revelo
Porque si dejo de volver
si dejo de volver
si dejo de volver
Entonces.

Un brindis en la pantalla

 

La larga y apasionante historia del vino tiene capítulos muy contemporáneos de lo cuales aún se están haciendo películas y escribiendo libros. Siempre son menos de los que se debería.

En los últimos 10 años hemos visto pasar por la pantalla una interesante tanda de filmes que retratan desde distintos ángulos momentos y anécdotas íntimas acerca de cómo la vid se ha incorporado al cuerpo ancho de la sociedad moderna. El argumento no siempre recae con todo su peso sobre “el vino” pero, al final, las copas de los protagonistas chocan entre sí y los hombres y mujeres brindan por futuros horizontes poblados de viñedos.

El artículo completo en “Río Negro”