El baile de los que sobran en Chile

La emblemática canción del grupo de rock “Los Prisioneros”

hace eje en un tema que las protestas estudiantiles actualizan:

la desigualdad social que tensiona a ese país comienza en el

aula.

El artículo completo en Río Negro

Anuncios

El vino, mentiras y verdades

En los últimos –¿10?, ¿15?– años el vino se ha prestado para muchas cosas. Tierra de nadie, tierra de todos: terroir.

El vino ha servido, por ejemplo, para que virtuosos parlanchines, exiliados de la posmodernidad, dejen su verbo fácil y florido cruzando el éter.

Para que quijotescos personajes, sin molinos ni gigantes a la vista pero dotados de un poderoso instinto de supervivencia, encuentren en el tema una fuente de ingresos o una puerta de entrada hacia una conquista amorosa.

Porque si alguna vez llamó la atención en la mesa grande del domingo un conocimiento doctoral acerca de las películas francesas o la buena poesía americana del siglo XX, hoy en día saber (más o menos) cuánto pesa en el paladar un malbec y cuánto un cabernet, y cuál de los dos es pertinente ante el cuerpo de un salmón a la pimienta, pues eso, justamente eso, no está de más.

El artículo completo en “Río Negro”

La banda de los chicos está sonando

 

El ensayo comienza con una anécdota. “Chicos, chicos, ¡chicos!”, avisa en tono ascendente, Miguel Nitzsche, director de la Banda de Vientos de la Escuela Municipal “La Llave” de Bariloche. “Rafael Méndez fue un gran trompetista y cuando era un niño tocó para la orquesta de Pancho Villa. Un día Méndez quiso dejar la banda de Villa para irse a la de la Policía, y Villa lo puso frente a un pelotón de fusilamiento. Bueno, listo. Vamos”, relata. De inmediato la banda, compuesta por un puñado de adolescentes de mirada cristalina, arranca con “La cucaracha”, entre otras inconfundibles melodías mexicanas.

El artículo completo en “Río Negro”

Del arte, la discapacidad y la vida

La musicoterapeuta Gabriela Franco junto al grupo de folclore de la

Escuela Especial 12 de Roca (Río Negro)

¡A romper los bastones!”, propone Kevin, y el grupo de chicos no duda y comienza a aporrear su “instrumento”. Por un rato los bastones blancos transfigurarán para Kevin, Lautaro, Mariano, Facundo y Yohana en un objeto que excede las utilidades convencionales.
Los bastones golpean unos contra otros y contra una pequeña barra de metal para formar juegos rítmicos muy contagiosos y que parecen inspirados en el célebre grupo de danza británico Stomp. Este conjunto de alumnos ciegos (que ya el año pasado sorprendió con su actuación en la plaza San Martín) coordinado por la musicoterapeuta Gabriela Franco formará parte de la “Jornada de inclusión” organizada por la Escuela Especial 12 que se desarrollará hoy a partir de las 9 y hasta las 16 en el Cemar de Roca (Tucumán 1143).

El artículo completo en “Río Negro”