El volcán, las imágenes perfectas

Una selección de fotos increíbles publicadas en alta definición por El Mercurio de Chile

Anuncios

Mata vivir

Unos pocos gramos de sal. No más de cinco minutos de celular. Dos sorbos de vino. Sexo monogámico, controlado y seguro. Comida sana, sin grasas trans. Lechuga lavada sin la famosa E. coli. Carne hipercocinada. Casi nada de sol. Poco aceite. Cero tabaco.

Vivir se está volviendo una tarea sumamente complicada. O, al menos, con altísimas dosis de limitaciones. Vivir, o perseverar en el intento, implica hacer casi todo en dosis homeopáticas.

El artículo completo en “Río Negro”

 

¿Por qué no va haber vida en otros planetas?

El doctor Fernando Gómez, un destacado científico que ha trabajado para la NASA y se especializa en la actividad microbiana en ambientes extremos, pasó por Roca y conversó con “Río Negro” de la vida en lugares imposibles de la Tierra y de las posibilidades de que la haya en el infinito y más allá.

La entrevista completa en dario “Río Negro”

Acerca del cielo, el tiempo y la filosofía

En los últimos días la figura de Stephen Hawking ha sido objeto de controversia. En buena parte tiene que ver con el hecho de que el genio científico ha dejado una serie de reflexiones que se salen de sus áreas tradicionales de trabajo y atraviesan el cuerpo de la filosofía. Otro genio, aunque de una rama distinta, como Umberto Eco, contestó a sus aseveraciones. Muy interesante todo este asunto.

La entrevista en The Guardian: “El paraíso es un cuento de hadas”

La entrevista en New York Times

La respuesta de Umberto Eco

La vida secreta de los moluscos

Gary es la prueba viviente de lo entretenido que pueden resultar los moluscos. Por supuesto, no faltará quien argumente que el fiel compañero de Bob Esponja tiene ciertas características a favor, como el hecho de ser un dibujo animado (que además vive en Nickelodeon) pero el detalle no lo invalida y su ejemplo es aplicable al mundo real.

Para el doctor Sven Nielsen, una frase como “estoy más aburrido que una almeja” carece de sentido en su vida laboral, la cual transcurre justamente entre almejas. La gran mayoría de ellas, fosilizadas. Viejas compañeras de estudio con millones de años de anécdotas por contar.

Nielsen conserva el aspecto imponente de los vikingos. Es probable que exista alguna relación entre su denodada pasión por los moluscos que habitan las costas del planeta y su look marinero (barbas trenzadas, aros piratas a lo largo del lóbulo de su oreja) o quizás no, pero los vínculos imaginarios no vienen al caso.

Para este hombre diplomado en la Universidad de Hamburgo y que divide su tiempo entre su actividad académica en la Universidad Christian-Albrecht de Kiel y sus investigaciones en el sur de Chile, los moluscos son una fuente de invalorables conocimientos. Una de esas cosas que hacen que su pulso se acelere y la respiración se le acorte en intervalos nerviosos.

El artículo completo en “Río Negro”

¿Somos tan importantes?

El atribulado ego del ser humano aun no ha atravesado la última de sus fronteras, la más crítica: se trata de la posibilidad cierta de que su presencia en el planeta sea mucho menos relevante de lo que se piensa.
Como sociedad, como ente religioso, como cuerpo histórico incluso, nos costó aceptar que no éramos el centro del universo, bueno, ahora viene lo peor: tampoco somos el centro de la Tierra. No somos su eje.
No pocos científicos contemporáneos comienzan a dudar seriamente acerca del peso que tiene la conducta de las personas (aun multiplicada por miles de millones) sobre el clima y los cambios profundos que atraviesa el planeta para nuestra estupefacción.

El artículo completo en “Río Negro”

¡Hay vida en la Tierra!

El miércoles por la tarde se especulaba acerca de cual sería el electrizante anuncio de la NASA agendado para el día siguiente. Los rumores apuntaban a una noticia bomba en medio de un vendaval que lleva el nombre de Wikileaks. Los foristas más excitados aseguraban que, por fin, los expertos anunciarían que habían descubierto vida extraterrestre. Probablemente en Marte.
El anuncio fue menos impactante de lo esperado. En uno de los tantos foros un participante bromeaba: “¡Hay vida en la Tierra!”.
En cierto modo la noticia podría sintezarse con esa sencilla redundancia aunque ligeramente corregida: “aun en los lugares de la Tierra donde no debería haber vida, la vida se reproduce”.

El artículo completo en diario “Río Negro”