Conversando con el Cabo Savino

“¡Tenés que ver ese DVD, Chet Baker en Tokio!”, me recomienda Carlos “Chingolo” Casalla por teléfono, un rato antes de encontrarnos en su casa (“una casa de campo, entrá nomás que el perro es amigo”), donde vive con su mujer.
Como las coincidencias no existen, hace unos días atrás yo mismo escuchaba y observaba en YouTube la actuación de Baker en Tokio. El pelo largo poblado de canas, el rostro curtido por el paso de una tormenta, el sonido frágil como una flor, perfecto como un eclipse.
Ya en casa de Carlos –sí, de campo y donde los perros son fraternos–, le retruco: “No te pierdas ‘Tremé’, la serie de HBO sobre Nueva Orleans, sus músicos, su gente. Tres meses después de Katrina”.
–Yo estuve en Nueva Orleans un mes antes del huracán.
–¿En serio?, ¿y?
–Estaba de vacaciones, me llevó un buen amigo, un mano abierta.
Y aquí es donde corresponde que el periodista cierre el capítulo con un: “Y así es Chingolo Casalla”. Porque es verdad, así es Chingolo.

El artículo completo en diario “Río Negro”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: