La insoportable levedad de ser Ricardo Fort

Versión para diario “Río Negro”

Ricardo Fort era un tipo bastante bien parecido hasta que se transformó en “Ricardo Fort”. Así, entre comillas. Un personaje más que una persona que reúne sobre sí misma los clichés físicos y emocionales propios de los héroes de historieta, algunas top models al borde del desquicio y no pocos seres literarios.

En un sentido vagamente nietzscheano Fort es un súper hombre. Pero, ya lo decía Ciorán, un súper hombre, si existiera, albergaría también grandes o súper defectos.

Como Mickey Rourke, como Sylvester Stallone, Fort es una masa de músculos lustrosa por fuera y agrietada por dentro. Su cuerpo pulido en largas horas de gimnasio antes que atracción produce morbo, inquietud o rechazo. No es ágil, nos es grácil y, sin embargo, lo observamos deambular con la levedad de un ropero.

El artículo completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: