Los duros se quedan sin guerras

Poco a poco, en el transcurso de los últimos 20 años, dejaron de matar.
Aunque los argumentos que los tenían como protagonistas apelaban a escenas de extrema violencia, en la década de los 80, Sylvester Stallone, Chuck Norris,  Arnold Schwarzenegger, Steven Seagal y Jean-Claude Van Damme, formaban parte de un discurso político en donde se entremezclaba la candidez y el patriotismo. Una candidez apropiada para aquellos tiempos que algunos llamarían hipocresía. América los necesitaba y ellos dijeron presente. Entre tanto, el publico dejaba caer lágrimas y dólares.
En la pantalla grande revisaban desde la historia del conflicto de Vietman hasta los oscuros entretelones de la Guerra Fría con la ex URSS. En sus películas los “hechos reales” eran pasados por un tamiz que los liberaba de porosidades y zonas grises.
Aun hoy cuesta imaginar cómo es que los Estados Unidos perdieron la guerra contra los vietnamitas luego de ver las fantásticas aventuras interpretadas por los ex combatientes Stallone y Norris. La palabra “desaparecido en acción” se convirtió en una etiqueta con la cual se categorizó a un grupo  películas de los 80, en las que un comando de elite regresaba por sus soldados caídos en desgracia en las selvas de Camboya. Otro subgénero estaba comprendido por los filmes en donde, por motivos diversos (rescatar a un científico, una dama u obtener información clasificada) se violaban las “inviolables” fronteras de la ex URSS.
Las incorrecciones políticas contenidas en los argumentos, tales como el salvajismo de las escenas y la mirada estrecha y discriminativa para con el universo oriental o sovietico, fueron minimizadas bajo una consigna sin fisuras: “es sólo una película”.
Nuevos vientos comenzaron a soplar en la industria de Hollywood cuando los intercambios comerciales entre Estados Unidos y países como Vietnam, a partir de 1995, describieron un escenario muy distinto de relaciones político culturales. Sólo para dar un idea al respecto: EE.UU. Es hoy el mayor importador de mercancías vietnamitas por una cifra que en 2009 fue 15 mil 400 millones de dólares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: